domingo, 24 de mayo de 2015

Falsas Croquetas de Calabacín


Es una idea que venía pensando desde hacía unas semanas para así poder aprovechar el pan duro y darle una salida rica y contundente.

Es una receta heredada de nuestras abuelas que usaban como recurso alimenticio en aquellos días que llevar un plato a la mesa se convertía en una misión complicada. Por desgracia actualmente hay muchas familias que también tienen que hacer “malabarismos” para poder llevar un plato a la mesa. Esta es una buena idea.

Pan, leche y huevos, tres bases interesantes para poder crear nuestras croquetas y luego la verdura que le queráis añadir. Como si no queréis añadir ninguna, el resultado es igualmente fantástico.

Yo he escogido calabacín que es una verdura económica, siempre disponible y con unas interesantes propiedades. Compuesto por un 95% de agua tiene muy pocas calorías pero una gran cantidad de minerales y oligoelementos.
Entre su principal beneficio el valor cardiovascular preventivo que tiene.
Una gran cantidad de vitaminas excelentes para la piel y lavando bien la piel es muy aconsejable comerla.
Tiene vitamina C, B3 y provitamina A. También nos interesa la cantidad de fibra que aporta con lo que se convierte en un gran aliado en dietas adelgazantes.
Llevarlo a la cocina y así nos beneficiamos todos.

Ingredientes de las Falsas Croquetas de Calabacín



-1 calabacín.
-1 barra de pan integral viejo.
-1 vaso de leche de vaca ecológica o leche vegetal.
-2 huevos batidos.
-2 dientes de ajo picados.
-1 ramillete de perejil cortado.
-Sal marina y Pimienta al gusto.
-Aceite de Oliva virgen para freír.

Elaboración de las Falsas Croquetas de Calabacín

Picar el pan duro y remojarlo con un vaso de leche. Dejarlo reposar para que se empape bien y se ablande el pan.



Añadir el calabacín rallado, los ajos bien cortados y el perejil muy picado.
Echar pimienta al gusto y añadir sal si fuera necesario.
Batir los dos huevos e incorporarlos a la mezcla.



Ha de quedar bien ligado, si vieseis que queda líquido le añadiréis pan rallado para ligar más el preparado.

Dejamos reposar unos 20 minutos para que los ingredientes se asienten.
En un cazo mediano añadir aceite de oliva virgen y calentar.
Cuando esté caliente vamos echando cucharadas de masa que iremos dando forma con dos cucharas soperas.

Bien doradas y de cabeza a la mesa dónde los comensales se deleitaran con estas falsas croquetas suaves y cremosas por dentro y muy vistosas y crujientes por fuera.




Fáciles, fáciles... ¿Os animáis?

4 comentarios:

  1. Como pico el calabacin? En trocitos pequeños?? Me gusta mucho la pinta que tienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rállalo, queda mucho mejor. Un beso Isa.

      Eliminar
  2. Montse, como has dicho muy bien, estas falsas croquetas son muy sencillas de preparar y muy rendidoras a la hora de llevarlas a la mesa. Además, podemos prepararlas con la combinación de vegetales que tengamos en casa, aprovechando el pan algo duro, y también podemos hacerlas al horno para quien no puede comer fritos. ¡Excelente propuesta!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario y por la propuesta del horno que me parece mucho más saludable. Gracias y un besín.

      Eliminar