lunes, 28 de abril de 2014

Pan Integral con Pipas de Girasol y Sésamo



Hacía mucho tiempo que no hacía pan casero y tenía muchas ganas de meterme en la cocina a amasar, ya os he contado otras veces lo que me relaja. En vacaciones se dispone de más tiempo y ganas de hacer cosas, así que allá me lancé a crear mi propio pan integral. Facilísimo y un éxito seguro.

El pan integral es mucho más saludable que el blanco y además su sabor es más intenso. Cuanto más blanco nos comemos el pan, más harina refinada lleva y en ese proceso de refinamiento se han quedado los nutrientes principales del trigo, alejándose el pan de su componente principal: el trigo, que a estas alturas del proceso brilla por su ausencia.

El pan integral, gracias a su fibra, ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre y además ayuda a que no se produzcan picos glucémicos.

Pero eso ya lo expliqué en “los beneficios de usar harina integral” así que dar un repasillo a aquella lección, que nos ponemos con las manos en la masa.

Ingredientes

-300 gr de harina integral de trigo ecológica.
-200 gr de harina de centeno.
-1 sobre de levadura de panadero.
-250 ml de agua tibia.
-2 cucharadas colmadas de pipas de girasol crudas.
-2 cucharadas colmadas de sésamo sin tostar.
-1 cucharada tamaño café de sal.

Elaboración

Poner la harina en un bol grande y añadirle la sal.

Disolver el sobre de levadura en el agua tibia. Dejar reposar 5 minutos.

Hacer un hueco en el centro de la harina y añadir el agua. Remover con cuchara de palo hasta que no puedas y pasar al mármol para amasar con cariño.

En principio, con estas medidas no nos tiene que pedir más harina la masa, pero si se te pega a las manos se le añade harina poco a poco y si queda una masa muy dura, añadir humedad.

Una vez conseguida la textura ideal para amasar sin problema trabajaremos la masa durante 5 minutos hasta que quede suave.




La dejaremos reposar un par de horas, mínimo, en un lugar cálido. Tapar con un trapo húmedo.

A las dos horas habrá crecido el doble, la volveremos a amasar y aprovecharemos para integrar las pipas en el amasado.

Dar forma al pan a nuestro gusto, yo le he dado forma de barra a falta de moldes.

Rebozar la barra en el sésamo, darle unos cortes a la masa y dejarla reposar dos horas más en la bandeja del horno.




Pasado este tiempo encenderemos el horno a 180º y cuando esté bien caliente introduciremos el pan.
Meter en el horno un recipiente con agua y mantenerlo durante la cocción del pan.

Sacar el pan cuando esté doradito.



Qué tierno y crujiente ha quedado.

10 comentarios:

  1. Con lo panera que soy yo...este pan me lo comía trocito a trocito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trini, el pan me encata y me encanta que me hayas visitado. Besos.

      Eliminar
  2. Pásate por mi blog cuando quieras y recoge un premio el que más te guste, te dejo el enlace y lo recoges cuando quieras.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2011/06/premios.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el regalo, el logo de Cocinas Unidas, me encanta compartir con otros blogs mi cocina y experiencias. Gracias Trini por abrirme tu cocina. Besos.

      Eliminar
  3. Hola!!! Me encanta la posibilidad de hacer pan casero, (el integral, ni hablar de rico), lo bueno de hacerlo en casa además es poder ponerle las semillas que uno quiere, así voy variando nutrientes y gustos.
    tu pan se ve riquísimo, saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, si que es muy agradecido el pan, y además le pongo las semillas que tengo por casa o nueces o aceitunas o pistachos...de todo, vamos! pues el pan con todo está rico. Besos.

      Eliminar
  4. Que rico, pan casero!! Me encanta el pan, y siempre intento comprarlo de espelta o centeno, tendré que atreverme a hacerlo en casa! Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Yo te aconsejo que lo hagas en casa. Si la masa la metes en un molde alargado de los de plum cake, crece hacia arriba y queda más bonito. El próximo lo haré así para que lo veas. El secreto es hacerlos de 4 en 4 y congelarlos. Quedan perfectos y tienes pan para toda la semanita. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno! Yo lo hago muchas veces pero nunca se me había ocurrido rebozarlo en sésamo, le da un toque especial. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sésamo está rico en todas partes pero en el pan...está buenísimo. Besitos Arándana!!

      Eliminar