lunes, 29 de septiembre de 2014

Mermelada de Pimientos Rojos





Que debilidad tengo por las mermeladas caseras. Hace unas semanas celebrando el cumple de mi amiga Sandra de Roda (Tarragona) descubrí la mermelada de pimientos rojos en las tostadas de queso de cabra. Que sabor y toque le daba al queso y que bonita tapa quedaba.
Al día siguiente me dirigí a la frutería donde compro últimamente en el barrio, estoy encantada pues trae verdura y frutas de temporada y de proximidad, de las huertas del Llobregat , todo riquísimo. En la frutería tenían muy bien de precio los pimientos rojos y cargué para hacer unos cuantos botes de mermelada para ir recopilando cosas ricas para celebrar la Navidad, que luego se nos echa encima y sin previsión…como siempre!!

El pimiento rojo es muy rico en licopenos, un pigmento vegetal con propiedades antioxidantes que varios estudios nos dicen protege a las células del estrés oxidativo, así como muy efectiva en la prevención del cáncer de próstata.
Por su alto contenido en vitamina C nos ayuda a combatir la anemia pues favorece la absorción del hierro.
Contienen vitamina B6 y magnesio, ideal para combatir el insomnio. La B6 es un diurético natural que evita la hipertensión.
También previene el colesterol malo según un estudio en Journal of Food Science.
Gracias a la luteolina que contiene, ayuda a reducir la inflamación en el cerebro relacionada con la edad y los déficits de memoria, tal y como publica la revista Journal of Nutrition.

Por todo ello, el pimiento rojo se convierte en un producto ideal e indispensable para seguir una alimentación sana y equilibrada. Se puede consumir crudo, al horno, frito… y además como lo vamos a hacer hoy, en mermelada. ¡Adelante!


Ingredientes de la Mermelada de Pimientos Rojos


-500 gramos de pimientos rojos.
-250 gramos de azúcar integral de caña ecológica.
-1 chorro de zumo de limón.
-1 vaso de agua filtrada.

Elaboración de la Mermelada de Pimientos Rojos

Lavaremos y cortaremos los pimientos en daditos muy pequeños.



Los añadiremos a una olla donde habremos echado el vaso de agua, el azúcar y el chorro de limón.
Dejaremos cocer unos 20 minutos aproximadamente a fuego medio/lento.



Iremos moviendo unos 10 minutos más con cuchara de madera para que no se nos peque y cuando quede bastante ligado apagaremos el fuego y dejaremos enfriar.
He pasado un poco la batidora para que quede más fina la textura.
Llenaremos botes de cristal que habremos esterilizado. Taparemos muy bien los botes y los pondremos a hervir 10 minutos mínimo para que se produzca un vacío y no se estropee la mermelada.
Nos durará meses en la alacena, eso si no os la acabáis tan rápido como yo.





8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Más fantasticas son las tuyas. Gracias por tu visita, guapa.

      Eliminar
  2. Que mermelada tan original!! Y sana ;) Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y está riquisima, Ester. Gracias por tu visita. Besos.

      Eliminar
  3. Hola!
    Sí que esas mermeladas son especiales , porque no esperas que un pimiento tenga ese sabor así tan rico . A mí me regalaron una de tomate y cuando la probé , riquísima , es un sabor dulce pero no llega a ser lo de una mermelada de fresa u otra a fruta. Es como agridulce .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, la de tomate caerá otro día por el blog, es buenísima. Saludos y gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. Una mermelada buenísima, hace tiempo que la tengo en pendientes y me has hecho recordar lo buenisima que està. Desde luego te ha quedado estupenda! Un beso

    Les receptes que m'agraden

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, me alegro que te haya gustado. Besos.

      Eliminar